CONTRABANDO
DE CIGARROS

DO PARAGUAI

CARGA TRIBUTÁRIA SOBRE OS

CIGARROS PARAGUAIOS

 

MINI-DOC

PARTICIPANTES

Por: Daniel de Aguiar Ottoni

Impuestos sobre producción de cigarrillos en Paraguay ofrecen competencia desleal en el escenario de América Latina

El cambio para adaptarse a la realidad internacional es clamado por países vecinos y pasa por actuación directa del parlamento nacional

La industria tabacalera en Paraguay produce a gran escala. Un estudio de 2017, del periodista Emili Blasco, del diario ABC de Madrid (España), informa que el país fábrica 60 billones de cigarrillos al año, cantidad imposible de ser consumida por la población del país de casi siete millones de habitantes. Oficialmente, la exportación es baja, lo que da margen para deducir que esos productos son contrabandeados fuera del país. Buena parte de ellos entra en Brasil.

 

Según la Receita Federal brasileña, el cigarrillo está en la parte superior de la lista de ítems que entran en el país por medio de un mercado paralelo e ilegal. "De los 60 billones de cigarrillos producidos todos los años en Paraguay, sólo dos mil millones y medio van para el consumo interno. El resto todo va al contrabando. Es un mercado de alta liquidez, que mueve billones. La presencia de las organizaciones criminales es activa, produciendo cigarrillos en Paraguay y llevando a Brasil, un país con más de 200 millones de habitantes. "Este escenario es muy atractivo para el contrabando obtener una rentabilidad intensa", afirma Edson Vismona, presidente del Instituto Brasileño de Ética Competitiva (ETCO) y del Foro Nacional contra la Piratería y la Ilegalidad (FNCP).

 

Los datos del Instituto de Desarrollo Económico y Social de Fronteras de Brasil (Idesf) muestran que el margen de beneficio del contrabando de cigarrillos puede llegar al 230%. En opinión de Vismona, una mejor reglamentación del comercio y medidas para un combate más eficiente son fundamentales para sofocar las acciones de contrabando y aumentar los ingresos con la tributación.

 

Con uno de los impuestos sobre cigarrillos más bajos en América del Sur, del 16%, Paraguay sacude la competitividad del mercado. En Brasil, la carga tributaria del sector llega al 80% en algunos estados. Chile, con el 89%, está entre los países con los tributos más altos del planeta de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

La aprobación de nuevas leyes en Paraguay, regulando y equilibrando las acciones de las industrias de cigarrillo, es uno de los caminos señalados por expertos para un control más eficaz del mercado ilegal. Pero eso va en la dirección contraria de los deseos de los principales productores de cigarrillos del país, entre ellos el presidente Horacio Cartes, dueño de la Tabacalera del Este SO (Tabesa), la mayor empresa de tabaco del Paraguay. Los números de Idesf indican que Tabesa domina el 80% del mercado ilegal de cigarrillos en estados brasileños como Minas Gerais, São Paulo y Rio Grande do Sul. La gran diferencia de precios para el consumidor final es el principal atractivo a favor de los productos ilegales.

 

La facilidad con que las fronteras se superponen impresiona. Según la Policía Federal brasileña, diariamente mercancías de todo tipo viajan libremente entre los dos países. "América Latina se ha convertido en un continente más globalizado a partir de los años 1990. Con ello ha aumentado el interés de grupos organizados, responsables de esas actividades ilícitas, lo que reduce la capacidad de captación de impuestos de los gobiernos", evalúa Guillermo Holzmann, "Tenemos en América del Sur países sin la debida capacidad para fiscalizar y controlar este mercado alternativo. La legislación es suave o, incluso, inexistente. El contrabando, en realidad, es sólo la punta del iceberg de lo que gira en torno a las actividades de estos grupos ", relata Holzmann.

 

Interconexiones

 

Con una fuerte actuación de pandillas que, muchas veces, tienen el cigarrillo como carro jefe de la renta, el lucro de este comercio suele estar ligado también a otros sectores del crimen. "La impresión que se tiene es que la criminalidad siempre está un paso adelante. Ellos piensan globalmente. "El gobierno paraguayo no puede resolver este problema solo, es necesario que la ley sea eficiente, sin corrupción y con control de las fronteras", destaca Emanuele Ottolenghi, científico político italiano y miembro de la Fundación para la Defensa de la Democracia en Washington.

 

Ottolenghi también cree que grupos terroristas como Hezbolá están presentes en la región de la triple frontera, y que ya hay indicios suficientes para ligar la facción al Primer Comando de la Capital (PCC). "El PCC controla puertos a orillas del río Paraná y el Hezbolá se encarga de lavar el dinero de este comercio, además de proporcionar logística para que productos como cigarrillos e incluso drogas y armas lleguen a los centros consumidores" afirma.

 

Proactividad

 

Estudiosos del problema también afirman que el servicio de inteligencia del policía tiene un papel fundamental para reducir la fuerza de la actividad ilegal. Más puestos y agentes responsables de controlar las fronteras también figuran en la lista de lo que sería necesario para un control más actuante. El camino es largo, pero posible, según Edson Vismona. El parlamento paraguayo ya refleja la disposición de los representantes para un aumento de tasas y una mejor reglamentación. Es posible que el porcentaje de los impuestos cobrados sobre la industria del tabaco llegue al 30%, haciendo que la recaudación vaya de US$ 64 millones a US$ 500 millones.

 

Otro proyecto de ley estudiado en el país es crear una tasa de 1.500 guaraníes (alrededor de R$ 0,85) para cada paquete vendido. Una nueva iniciativa implica la trazabilidad, que busca controlar el destino de los cigarrillos producidos en el país. 

La propuesta ya fue aprobada en el Senado paraguayo con 29 votos pero aún tiene que pasar por votación en la Cámara.

 

"Esta es la recomendación internacional. El margen actual es insoportable y brutal. Paraguay necesita ser insertado en el mercado internacional y ese camino pasa por la ecualización de los tributos. Aumentando los impuestos en Paraguay, usted saca la ventaja competitiva del producto del contrabando. Necesitamos una integración entre los países limítrofes, es una agenda común entre ellos. Ya sugerimos la creación de gabinete integrados para el intercambio de informaciones e incremento de su inteligencia. Sólo así conseguiremos organizar y combatir las actividades criminales ", afirma Vismona.

 


 

IMPUESTOS SOBRE LA VENTA DE CIGARRILLOS EN AMÉRICA DEL SUR

 

Paraguay 16%

Argentina 80%

Brasil 80%

Chile 89%

 

Fuente: Clarín y OMS